Clinica La Misericordia

Noticias de Interes

  • Es la primera vez que se comprueban la existencia de factores iguales en la esquizofrenia, el trastorno bipolar, la depresión, el TDAH y el autismo

  • Las cinco patologías psiquiátricas más
    frecuentes y con más impacto personal y social: la esquizofrenia, el trastorno bipolar, la depresión mayor, el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) y el autismo comparten variaciones genéticas, según un estudio en el que ha participado España. La asociación entre estas patologías psiquiátricas se +

    ha constatado de forma cuantitativa en un trabajo internacional en el que han participado 300 investigadores de 250 instituciones, que ha confirmado de forma cuantitativa que hay una base genética compartida entre ellas.

    Según ha explicado el investigador Josep Antoni Ramos-Quiroga, del Laboratorio de Psiquiatría Genética del VHIR del Hospital Universitario Vall d'Hebron, y coordinador del grupo español del estudio, hasta ahora se sabía que había una predisposición genética para sufrir estas patologías, pero no se había demostrado que comparten variaciones. En el trabajo se ha estudiado la heredabilidad asociada sólo a polimorfismos de un único nucleótido (SNP) de la cadena de ADN, es decir, pequeñas variaciones que consisten únicamente en un cambio fortuito de una única pieza del mapa genético y que son el tipo de alteración más frecuente.

    Ramos-Quiroga ha destacado que los resultados del trabajo, liderado por la Universidad de Queensland, Australia, y publicado en "Nature Genetics", implica que los afectado por una de estas patologías psiquiátricas también tienen predisposición para sufrir otra de estas enfermedades, en mayor o en menor medida, lo que permitirá poner en marcha medidas preventivas. Tras el estudio de las 75.000 personas que han tomado parte en el trabajo, se ha visto que hay una fuerte correlación genética asociada solo a SNP entre esquizofrenia y bipolaridad, y una correlación más moderada entre esquizofrenia y depresión mayor.

    La correlación también es más moderada entre trastorno bipolar y depresión mayor, y entre TDAH y depresión mayor, mientras que es mucho menor entre esquizofrenia y autismo, y entre TDAH y autismo. Las mismas fuentes han remarcado que en los resultados ha sorprendido la escasa relación detectada entre TDAH y el autismo, lo que quizá se deba a que son las patologías que presentan menos heredabilidad compartida, y al hecho de que la muestra fuera la menor. De los pacientes estudiados, 4.000 tenían TDAH y unas 3.000 autismo, una muestra mucho menor que la utilizada para estudiar las otras patologías.

    Para este experto, tras comprobarse que estas patologías psiquiátricas tienen factores de riesgo comunes, vale la pena sumar esfuerzos para lograr identificar cuáles son exactamente estos SNP en cada una de las patologías. Ha puntualizado que aunque estos hallazgos están aún lejos de suponer un beneficio tangible para las personas afectadas por trastornos psiquiátricos en términos de diagnóstico, de pronóstico o de tratamiento, sí son importantes en la medida en que ayudan a entender por qué los trastornos se comportan de determinada manera, gracias al potencial de los avances en tecnología genómica.

    Ramos-Quiroga ha asegurado que incluso podrían permitir establecer el riesgo de tener un trastorno cuando ya se tiene otro y, a partir de esta información, poner en marcha medidas preventivas para unos trastornos responsables de un tercio de las discapacidades en todo el mundo.

  • Abuso u dependencia de sustancias psicoactivas

    Para el manejo adecuado de los efectos
    adversos de las sustancias psicoactivas (alcohol y drogas) es necesario comprender el proceso adictivo (uso, abuso y dependencia) el cual incluye normas socioculturales de uso, el curso clínico de los trastornos por uso de sustancias y la neurobiología de la adicción.

    +

    El consumo de sustancias psicoactivas en los diversos países del mundo es muy amplio, estimándose una prevalencia cercana al 100% para al menos una experiencia de consumo en la vida. Tanto el súbito y dramático incremento de su uso, como la respuesta de la sociedad, han sido comparados al impacto de las plagas durante la edad media. En algunas personas, el uso de sustancias psicoactivas los expone al desarrollo del "abuso", con el riesgo de presentar problemas en su salud y adaptación social. Para estos individuos existe un progresivo y grave compromiso individual o social, con problemas legales, uso de servicios de salud, ausentismo laboral, etcétera.

    Los enormes progresos en la comprensión y tratamiento de los trastornos adictivos han sido ensombrecidos por nuestros conceptos sobre los enfermos y por los mitos sobre su tratamiento, generándose dificultades para un diagnóstico y tratamiento oportunos. Sólo un porcentaje muy bajo de los afectados se encuentra en tratamiento. Los principales obstáculos para el diagnóstico son deficiencias en la formación de los profesionales de salud y pesimismo en relación a la eficacia del tratamiento.

    El reconocimiento de la conducta adictiva en el ser humano data de la antigüedad, describiéndose para cada una de las sustancias psicoactivas un trastorno específico (por ejemplo: alcoholismo, tabaquismo, etcétera). La investigación científica sobre el tema se inició sólo a partir de los años 30, y los conceptos actuales de clasificación se basan en dos aportes fundamentales:

    1.- Jellineck (1960) considera el alcoholismo como una enfermedad médica, de carácter progresivo, que inevitablemente lleva a una pérdida total del control de la sustancia, llegando a un desenlace fatal.
    2.- Edwards y Gross (1976) incorporan el concepto de síndrome de dependencia.

    La tercera edición del manual de diagnóstico de los trastornos mentales (DSM III,1980) reúne todas las formas de adicción bajo un sólo concepto: "abuso y dependencia de sustancias psicoactivas" y en forma independiente señala las complicaciones derivadas de su uso. Esta clasificación propone criterios diagnósticos que se han perfeccionado hasta la versión del DSM IV (1994) e ICD 10 (1994). Ambas identifican precoz y confiablemente un número mayor de personas con abuso o dependencia. El DSM IV identifica 11 grupos de sustancias psicoactivas capaces de producir abuso y dependencia:

    1.-Alcohol
    2.-Anfetaminas (simpaticomiméticos)
    3.-Alucinógenos (LSD, mescalina)
    4.-Cafeína
    5.-Cannabis
    6.-Cocaína
    7.-Fenilciclidina (PCP)
    8.-Inhalantes (hidrocarburos. solventes, cloruro de etilo)
    9.-Nicotina
    10.-Opiáceos (naturales: morfina, semisintéticos: heroína, sintéticos: codeína)
    11.-Sedantes, hipnóticos o ansiolíticos (benzodiazepinas y barbitúricos)

    Estas sustancias se distinguen entre sí por efectos psicoactivos específicos y por su capacidad para producir trastornos.


    Informacion con Derechos de autor (recurso Google.com)
    Dr Mario Seguel Lizama
    Profesor Auxiliar de Psiquiatría
    Departamento de Psiquiatría

  • ¿Que es neurociencias?

    +

    Las neurociencias son un conjunto de disciplinas científicas que estudian la estructura y la función, el desarrollo de la bioquímica, la farmacología, y la patología del sistema nervioso y de cómo sus diferentes elementos interactúan, dando lugar a las bases biológicas de la conducta

 

Nuestros Servicios

Ofrecemos a nuestros pacientes:

Clinica La Misericordia, durante sus ocho años de servicio en la ciudad de Cartagena y su área de influencia, con el antiguo pero efectivo concepto de la salud mental integral, evidencio la necesidad de optimizar el servicio creando una clínica que pueda brindar unos servicios de atención integral y neurociencias a sus pacientes.

 

     
  Urgencia Psiquiatrica
La Clínica dispone de urgencias 24 horas los 365 días al año, ofreciendo de esta forma, un tratamiento adecuado y en el tiempo necesario con nuestros especialistas
 
     
   

 

     
  Unidad de cuidado agudo psiquiátrico
Es un servicio para pacientes ingresados enfocado
en el área de salud mental para
 
     
   

     
  Hospitalización habitaciones unipersonal y bipersonal

El área de hospitaliza- ción tiene una capacidad de treinta y cinco (35) camas.
Nuestro promedio de Hospitalización es de 7 días

 
   

 

     
  Hospitalización día
Programa de trata-miento para pacientes con patología mental que presentan episodios agudos, se promueve la Estancia Breve, buscando bajos costos y mayor efectividad frente a las prolongadas hospitaliz-aciones tradicionales.
 
     
   

 

     
  Consulta externa psiquiátrica
Son atendidos por personal especializado como Psiquiatras, psiquiatras infantiles, psicólogos, terapeutas de pareja y familia. Se atienden adultos, adolescentes y niños, y nuestra filosofía son tratamientos ambulatorios cortos y eficace
 
     
   

 

     
  Consulta externa psicológica
Horario de atención de lunes a viernes de 8 AM a 6 PM. Y sábados de 8 AM a 1 PM. Ayudamos
también a la ARP a la determinacion del origen de las patologias derivadas del estres con su informe completo y recomendaciones.
 
     
   

 

     
  Consulta especializada de enfermería
Es un servicio para pacientes ingresados enfocado en el área de salud mental para